Las tareas que encara un cantautor en su mayoría están ligadas a la solitud. La construcción de canciones en estos seres se puede vincular a hechos sociales, ficciones mentales o sentimientos internos. Pero lo usual de esta actividad está dada en similitud al trabajo de un escritor: Lo personal sobre lo colectivo.

Pero la vida también juega sus cartas en la contradicción o en la relatividad de las sentencias. Tres autores de canciones con carreras en desarrollo cruzan sus caminos en un proyecto mágico, por las virtudes de los propios forjadores de poesía y necesario, para nuestra escena musical actual.

El Astillero está compuesto por Garo Arakelian, Gonzalo Denis y Diego Presa, elementos destacados por sus acciones en la música capitalina en el pasado. Ahora aunaron fuerza y razón en una pulsión sonora que se inició en una relectura colectiva de canciones solistas previamente editadas.

Diego Presa, componente de la banda local Buceo Invisible hace un tiempo tuvo fecha para presentarse solo en la sala Zavala Muniz. En algún momento de ese lapso tuvo en mente las figuras de Garo y Lalo para compartir esa jornada en el Teatro Solis.

Una noche que existió a base de metódico ensayo entre las voces y sus guitarras. Luego una grabación de disco y presentación del mismo en vivo, viene un futuro esperanzador de este colectivo que promete canciones propias.

El primer LP de El Astillero es un muy buen testeo de fuerza propia, el cual permite imaginar auspiciosas proyecciones propias de estos tres autores nacionales, y quizá encontrar versiones de terceros admirados.

Youtube permite hoy ver un trozo de este lindo camino iniciado por el almamater de La Trampa y los vocalistas de Mersey y Buceo Invisible. Allí, y en unos minutos es posible apreciar el trabajo propio que las canciones pidieron. Cuando se estiliza el fogón.