Los jugadores de la selección hicieron saber a los dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, más precisamente a su presidente Wilmar Valdez, que ellos no negociarán sus derechos de imágenes con terceros.

Entienden los futbolistas capitaneados por Diego Godín, que en 1998 los mismos, fueron entregados a Tenfield por el entonces presidente de AUF Eugenio Figueredo y que por ese “negocio” aún vigente, ellos han perdido la independencia

En agosto, en un comunicado público que generó polémica, los jugadores expresaron claramente su postura, “Hace años que el plantel de la selección pelea por reestructurar y profesionalizar la relación de imagen con la AUF, cosa que actualmente estamos tratando con su Ejecutivo, y muy especialmente por democratizar todas sus estructuras, algo que ya es urgente. Solo así se librará del yugo de intereses ajenos y no seguirá vendiendo su rico patrimonio al bajo precio de la necesidad”.

 Hoy los seleccionados están firmes en su posición de reclamar para sí esos derechos de los que hoy no pueden hacer uso por un contrato con el que no están de acuerdo y que cesa en diciembre de 2016.

La postura de los jugadores, según confirman desde su entorno, es que la negociación no tenga terceros en el medio y que la misma sea directamente con las marcas.

Según señalan esas mismas fuentes consultadas, si esto no sucede así, analizan el no cederle sus derechos a la Asociación.

Muchos pueden pensar que este tema los jugadores lo tocan ahora porque ellos acercaron a Nike pero no. Ya en el año 2010, el entonces capitán Diego Lugano había advertido del tema.

El mismo surgió cuando Diego Forlan, veía aparecer por todos lados su rostro, siendo que no había otorgado su imagen. Fue allí donde se encontraron con los contratos firmados.

Los jugadores hoy luchan por recuperar algo que les pertenece y que en su momento como hicieron saber fue mal otorgado. En aquel 1998, la AUF de Figueredo y la mutual de Silva, cedieron los derechos a cambio de un dinero que recibe la mutual de futbolistas.

Además de todo este tema con los jugadores en estas últimas horas la AUF, que sigue negociando con Tenfield la igualación del contrato de Nike, recibió un comunicado de la marca de la pipa, donde se expresaba que como la empresa Tenfield no había igualado su oferta en el plazo acordado, su contrato entraba en vigor.

En este punto, la AUF se ve en una situación complicada porque si sigue negociando con Tenfield se expone a un juicio de Nike. Si otorga el contrato a esta última, la empresa de Francisco Casal ya anunció que emprenderá acciones legales y mientras esta situación no se solucione, los jugadores no cederán sus derechos de imagen.

Como siempre, la Asociación Uruguaya de Fútbol está envuelta en dificultades por malos manejos hechos por algunos personajes que pensaron primero en su provecho personal y no en el del fútbol uruguayo.