En las últimas horas de este viernes se conoció la triste noticia del fallecimiento de Hernan Fioritto, el hincha de Peñarol que fue baleado el 28 de setiembre en Santa Lucia, por estar festejando el cumpleaños de su club.  Hernan tenía 20 años y permaneció internado en el sanatorio Americano hasta que falleció hoy.

El fútbol está de luto, Los bien nacidos estamos con dolor y con bronca, porque con la “excusa” de “robar un trapo”, un grupo de DELINCUENTES, sí así con mayúsculas, fueron dispuestos a todo. No te tiene que importar la camiseta y tampoco es momento de pedir que se aclaren otros hechos. Hoy hay que guardar respeto ante una familia que perdió un hijo, un hermano, un nieto por el simple hecho de querer otros colores.

Estoy escribiendo esto y estoy con mucha bronca contra la incapacidad que reina en el fútbol uruguayo. Bronca contra los dirigentes que le echan la culpa a los otros pero que no se hacen responsable de los vándalos y malandras que tienen adentro de sus clubes. Bronca contra el Ministerio del Interior que parece no entender que no están dadas las condiciones para abandonar las tribunas y dejar regalada a la gente de bien.

Me niego a decirle al verdadero hincha que no vaya más al fútbol, porque hacer eso es decirle definitivamente a los violentos que nos ganaron la batalla. Ya la están ganando en la calle y ahora parece que vamos a dejar que la ganen en las tribunas. Yo me niego absolutamente a que eso pase.

Ni bien se conoció la noticia, la mesa ejecutiva de la AUF actuó con rapidez y sobre todo con sensatez y suspendió el fútbol de primera, segunda y formativas. Según lo que señalo el vicepresidente de la Asociación, Rafael Fernandez, el fútbol vivirá un fin de semana de luto y reflexión. Habrá que ver cuales son los pasos a seguir de ahora en más.