El jueves la selección uruguaya volvió a ganar como locatario en el marco de las eliminatorias. Esta vez la victoria no fue con comodidad ni por amplio margen como en otras oportunidades, pero como dijo el maestro en la conferencia de prensa, “las eliminatorias no son para jugar lindo, son para sumar puntos”. El equipo timoneado por Tabarez jugo mal y venció 2-1 a Ecuador. Ahora el martes próximo visitará a Chile en Santiago para cerrar el capítulo 2016 de las eliminatorias.

El partido frente al seleccionado ecuatoriano tuvo un condimento especial que motiva el título de este pensamiento puesto en palabras. Después de 634 minutos jugados en el Centenario, sobre los 44 del primer tiempo le convirtieron el primer gol en casa a Fernando Muslera. Imagínese esta combinación, el equipo no estaba jugando bien pero ganaba, sobre el final de ese primer tiempo, en un contragolpe Ecuador ponía justicia con el trámite y empataba el partido, había que ver como reaccionaba el equipo. Vaya si reaccionó bien, se fue arriba y un minuto más tarde por medio de Diego Rolan, marcó el que posteriormente sería el resultado final del juego, Rolan volvió a marcar como contra Colombia en el arco de la Colombes poniendo el 2-1.

En su encuentro con la prensa, el maestro confesaría que antes de salir del complejo hacia el estadio en la última charla se había hablado de la eventualidad de recibir un gol y de que eso no debía ser un drama ni mucho menos. Los muchachos, su grupo, sus jugadores, hicieron caso a esa consigna.

Mas allá del resultado, de esos 23 puntos y de seguir haciéndose fuerte como locatario, el partido del jueves no fue uno más en la historia de este proceso encabezado por el maestro. Oscar Washington Tabarez se convirtió en el hombre record al dirigir su partido número 168 al frente de la selección nacional, siendo de esta forma el entrenador que más veces dirigió a una selección. Atrás quedo el alemán Sepp Herberge quien dirigió a su selección en 167 ocasiones. También superó al danés Morten Olsen quien llegó a 166 partidos.

El maestro tiene en los períodos de 1988 a 1990 y desde 2006 a la fecha, cifras positivas en los 168 juegos.  Suma 82 triunfos, 44 empates y 42 derrotas. Está claro que el periplo de este hombre, que pese a todas las dificultades sigue dando la batalla, tiene por escribirse aún varios capítulos.

Entre los logros del maestro Tabarez, además de esos números positivos están los de clasificar a los mundiales de Italia 90, donde Uruguay fue eliminado en octavos de final por el locatario, Sudáfrica 2010 con ese inolvidable cuarto puesto y a Brasil 2014 donde quedamos en octavos de final cayendo ante Colombia. Hasta el momento el seleccionador ha clasificado a los tres mundiales a los que aspiraba llegar dirigiendo eliminatorias. En esta que está en curso, está mas que bien posicionado con miras a Rusia 2018.                                                                                       Tabarez también logró obtener muy buenas figuraciones en varias copas américas que disputó, resaltando la obtención de la número 15 en 2011 jugando en Argentina.

Así como la selección el jueves logró superar la prueba de afrontar con firmeza y sin decaer al recibir el primer gol en contra como locatarios, está claro que en su carrera como DT  el maestro tiene mas que superada la prueba y ya nada le queda por demostrar. A nosotros por otra parte si nos queda algo por seguir haciendo y es decirle gracias por seguir cumpliendo con su rol de maestro y enseñarnos que con convicción y compromiso todo se puede.