Estoy sentado en el sillón de mi casa, un whisky en la mano, las pantuflas puestas, mi perro Horacio echado a mis pies rascándose alguna parte a intervalos de cinco minutos. La vista perdida, ida, mirando a través de la ventana.

Mi perro me mira ,hace más de veinte minutos que estoy así ( el lo sabe porque se rasco cuatro veces y va por la quinta)

  • No se te ocurre una mierda, ¿verdad?

Me dijo Horacio con el gran poder observadoril perruno que le caracteriza, ( creo que inventé esa palabra).

  • Si Horacio, estas en lo cierto.

Le expresé sintiéndome quizás un poco apenado porque mi aventura como escritor solo haya durado un artículo.

Voy a parar un poco acá, porque ustedes se preguntaran ¿Está hablando con el perro? ¿el perro habla también? ¿ se llama Horacio?

Sí, le puse Horacio, por mi tio que un día le agarro la loca dejó a mi tia se puso tetas y se hizo travesti, ahora esta viviendo en Barcelona, creo (las películas de Almodóvar lo trastornaron)

Además, mi perro habla y normalmente me da consejos. Lo saque de un refugio de animales que habíamos ido con una ex, que se le daba por eso de “los animales no se compran” y había muchos buscando un hogar. El tema es que vimos a Horacio y la verdad que el tipo no era muy comprable. Estaba peludo, con cara desorbitada. Nos explicaron que había trabajado como perro de narcóticos, o sea un adicto a la cocaína, casi en recuperación me dijo la señora del refugio( que también daban ganas de adoptarla y pegarle un baño, aunque sea)

Me quedé al lado de la jaula de este perro, mientras la señora y mi ex seguían viendo otros caninos

  • Flaco…flaco…  . dijo una voz desde la jaula –  si, a vos te hablo pelotudo. Sacame de acá y  llevame con vos… esto es un infierno. Yo nací para ser un alma libre
  • …¿Hablas?..
  • Y si bolas, si querés jugamos al dígalo con mímica

El don para el habla de Horacio se había desarollado por  efecto de tanta cocaína consumida en su trabajo. Era el mejor perro de narcóticos del aeropuerto, hasta que un día cayó en desgracia cuando no pudo diferenciar entre un cargamento de cocaína y uno de jugo rinde 2.

  • Flaco…ahora solo una vez cada tanto me fumo un porrito y nada más, ya deje la fafa…y además juego bastante bien al Playstation
  • SEÑORA…nos llevamos este.

Con mi ex, me separe – obvio sino no sería ex, gil – pero el perro se quedó conmigo. Verdaderamente jugaba bien al Play.

Y ahi estaba yo con mi perro y sin que se me ocurriera nada

  • Mira te voy a aconsejar algo – dijo Horacio – lo que tendrías que…

En ese momento le agarro una ganas incontrolables de rascarse y lamerse las bolas casi de forma frenética

  • Disculpa, no aguantaba – y lo entendemos, porque si los hombres tuviéramos esa elongación también lo haríamos –  lo que te iba a decir es porqué no hablas de alguien que también se comunique de forma verbal con algún animal, había uno creo.

Dicho esto se empezó a lamer las patas


Juan Manuel De Los Maduros: El luchó casi codo a codo con Simón Bolívar por la independencia de la Gran Colombia y específicamente de Venezuela, pero como todas nuestras historias, se han olvidado de él.

Por el año 1810 a casi todas las colonias españolas en América se les había dado por la independencia, ya que la España del rey Fernando VII fue destronada por Napoleón, al que se le dio por querer conquistar toda Europa.

Acá en América, al ver esta situación deben de haber pensado: “uy estos gallegos son una papita, solo nosotros nos comemos esta comida. Vino el petiso franchute y se los manduco en dos panes”. Es como cuando ves un gol de messi en la tele, y decis eso yo lo hago  y terminas con fractura expuesta en la cancha de futbol 5, porque lo que tenía Napoleón era de que además de estar medio loco y andar posando para las selfies como si le picara el sobaco izquierdo…el tipo andaba bien. Te ganaba todo en Europa, si fuera ahora seguro se ganaba el balón de oro – ni picaba Cristiano -.

Napoleón sacó al rey Fernando del trono e hizo lo que haría cualquiera de nosotros si tuviéramos una empresa grande y abrimos una sucursal. Si, le damos el trabajo al inútil de nuestro hermano y rezas para que no haga cagadas. José Bonaparte se mandó llamar pa la gilada “José I” .

El tema es que Simón Bolívar y un montón de gente vio esta situación y pidió la independencia al Cabildo, obviamente había un montón de mamaderas del Rey que se hacían llamar “Realistas”, que le aguantaban los trapos al rey.

La independencia de Venezuela tiene más idas y vueltas que la llegada del “Cebolla” Rodriguez a Peñarol. Se decretaron como tres veces en República. Ahi te declaro República, al rato te declaro colonia, y todo así.

Pero el tema que nos trae es Juan Manuel de Los Maduros. El participó abiertamente en la Batalla de Carabobo( igual al equipo de fútbol que se turnan en ponerle la cara de Lembo o Luis Aguiar). Esta batalla es fundamental en la independencia del país caribeño

Juan Manuel tenía un papagayo que iba con él a todos lados, y según Juan, hablaba, daba consejos y  tiraba los números del cinco de oro. El  pájaro, según De Los Maduros, tenía el espíritu del tío, un general que había peleado junto a Simón Bolívar.

En la batalla, por un lado estaban los ejércitos Libertarios de Simón Bolívar y en el otro los Españoles comandados por Miguel de la Torre. Al llegar al lugar Simón Bolívar se dio cuenta, primero que eran un montón, que el uniforme de libertador le quedaba precioso y que ni por el frente ni por el sur le podrían entrar al ejercito español.

Es ahí donde entra en juego De Los Maduros , lo manda a él y a un ejército que ataquen por el lado derecho.

Al arrancar comenzó la discusión con su pájaro. Que la derecha es para acá,  que no, no es para acá maldito cerdo capitalista; no voy para acá porque hay olor a azufre, usted es el diablo. Todo esto le decía el pajaro que tenia un problema de persecución importante, ya que pensaba que todo el mundo lo quería matar.

En ese punto se separaron uno a la derecha (De los Maduros) y otro a la izquierda (el pájaro). Casi todo el ejército fue detrás del papagayo. Parecía una locura pero tenía un gran poder de convencimiento y el uniforme le quedaba precioso.

El asunto es que para desgracia de Juan Manuel de Los Maduros, tenía razón. Porque Simon Bolivar, gran libertador pero tambien confundia la izquierda con la derecha. Así que bajo las órdenes del amigo plumífero se ganó la batalla de Carabobo.

El pájaro fue declarado capitán de las fuerzas de Bolívar, donde gracias a su discurso siempre antiimperialista se ganó la simpatía de personas que si tienen claro donde estaba la izquierda.

Juan Manuel De Los Maduros cayó en desgracia y años después murió el papagayo, que según él se le aparecía en forma de otros pájaros y le hablaba. Gracias a esto, todas esas personas que creían en la comunicación con los animales y tal vez no tenían ahora muy claro cual era izquierda y cuál derecha lo siguieron a Juan Manuel. Muchos dicen que menos mal que Bolívar murió antes de ver esto sino lo hubieran matado del disgusto. Juan Manuel de los Maduros murió sufriendo alucinaciones constantes, veía el espíritu de su tio en todos lados y cada cosa le hablaba. E igual que el papagayo, pensaba todo el tiempo “el maldito rey burgués imperialista me quiere asesinar”.

Murió en 1835 , pero hasta el dia de hoy hay gente que asegura que un pájaro le habló y les dijo” por aca es la izquierda, por aca”. Cuando claramente es la derecha.

Hasta la próxima, besis