Hebraica Macabi vamos, tu eres el mejor, tu eres el campeón… así arranca el himno del macabeo que con figuras como Leandro García Morales, Maichel Hicks, Facundo Lloreda y Luciano Parodi  se metió en las semifinales de Liga de las Américas. Logrando así llegar a esta instancia en los dos torneos internacionales de la temporada, además de haberlo logrado en la Liga Sudamericana.

El conjunto Macabeo le ganó a los equipos de Capitanes de Puerto Rico en la primera fecha por 82 a 75 y en la última fecha a Bucaneros de Venezuela por 82 a 77, estos dos triunfos importantes fueron la clave para la clasificación del conjunto uruguayo, pero también tuvo mucho que ver el partido ante los locales. En la segunda jornada San Lorenzo derrotó a Hebraica por cifras de 82 a 75, con una diferencia en contra de tan solo siete puntos.

En el primer partido, Hebraica sacó a relucir sus figura, García Morales, Hicks y Parodi ganaron el primer cuarto por 25 a 13, 11 de esos puntos fueron de Leandro. Mucho porcentaje de acierto en tiros de tres puntos. Sin embargo, en el segundo cuarto los puertorriqueños aprovecharon para acortar la diferencia, que llegó a ser de 15 puntos, gracias a los aportes de Huertas y Greene; por esto faltando 2 minutos para el cierre de la primera mitad, Capitanes se colocó a un punto. El primer tiempo se cerró con ventaja mínima para el conjunto uruguayo 41 a 40, gracias a dos libres de Zuvich.

Para el segundo tiempo Hebraica salió con todo. En los primeros cuatro minutos el parcial era de 13 a 0 para Macabi, con Parodi y Hicks como los máximos exponentes. Leandro e Izaguirre metían bombas de tres y Hebraica se llevaba el parcial del tercer cuarto por 24 a nueve, sacando una diferencia de 65 a 49. Capitanes logró bajar la diferencia en el último cuarto del partido, pero la victoria de Hebraica nunca estuvo en duda, Leandro García Morales con 22 unidades fue el máximo exponente ofensivo de los macabeos.

El segundo partido era ante los locales, San Lorenzo, vigente campeón de la Liga Nacional Argentina se armó para ir por esta Liga de Las Américas, pero Hebraica fue un hueso duro de roer para el ciclón. La diferencia final fue tan solo de 7 unidades, algo que era importante para Macabi, ya que si se perdía que fuera por la menor cantidad de puntos posibles.

De arranque, San Lorenzo sacó la máxima de nueve con figuras como Aguirre y Deck. El ciclón ganaba 13 a cuatro en los primeros tres minutos. Ante esta situación, el equipo de Zylberstein reaccionó ajustando el nivel defensivo y nuevamente con liderazgos como Leandro y Hicks permitieron al equipo uruguayo colocar 12 a 0 a favor. Lo malo del macabeo fue el porcentaje en libres durante ese primer cuarto, erró los 6 tiros que tuvo y San Lorenzo se fue ganando 21 a 18.

En el segundo cuarto las defensas ganaron al ataque, que lo supo aprovechar bien Hebraica para irse ganando 37 a 35 al descanso largo, con grandes aportes de Canton, Marotta y Hicks; nuevamente el panameño demostrando que está en un nivel superlativo.

En el segundo tiempo el ciclón sacó a relucir la ventaja de ser local con Deck como máxima figura; lo positivo para Macabi fue nunca irse de partido y mantenerse a pocos puntos y pelearle todo el partido. De la mano del panameño lograron ubicarse a un punto poco antes del final del tercer partido, pero San Lorenzo se fue con cuatro de distancia gracias a un triple del uruguayo Mathias Calfani.

El último cuarto el equipo argentino salió decidido a cerrar el juego, Deck, Calfani y Sande fueron los pilares para la máxima diferencia del ciclón, sacando 14. Pero gracias a ocho puntos consecutivos de Leandro García Morales volvieron a poner al equipo uruguayo en partido, por más que se veía difícil dar vuelta el marcador, lo importante era no perder por una diferencia abultada. Lo ultimo fue un doble de Aguirre que puso cifras definitivas de 82 a 75 a favor de los locales. Deck resultó goleador con 29 puntos, mientras que Hicks anotó 23  y García Morales 22, estos últimos del equipo macabeo.

El ultimo partido era clave ya que una victoria de Hebraica le daría prácticamente la clasificación. Salieron decididos y la victoria fue 82 a 75.  La figura fue el panameño Jaime Lloreda, que aportó 26 puntos y 21 rebotes igualando el récord de rebotes en un partido de Lorenzo Mata que lo logró en dos oportunidades.

Bucaneros comenzó frágil en defensa y eso lo aprovecho muy bien el macabeo, de la mano de los panameños y Leandro. Hebraica comenzó a sacar diferencias y asistencias a Lloreda quien no dudaba en mandarlas a guardar desde el primer minuto. Hebraica terminó el primer cuarto con una tanteador de 30 a 24 a su favor.

En el segundo chico, Bucaneros no dejo jugar a las figuras de Hebraica, ajusto la defensa y cerró las asistencias de Leandro y Hicks para Lloreda. Hamilton fue el pilar de la remontada del conjunto venezolano, que llegó a pasar por primera vez en el tanteador yendo al descanso largo con triunfo de 42 a 41.

Lloreda resultó ser una maquina de bajar rebotes tanto en defensiva como ofensiva y eso fue aprovechado con tantos de segunda opción. En el tercer cuarto Bucaneros llegó a sacar la máxima de 6 unidades, pero un triple sobre el final de Luciano Parodi le permitió al Macabeo irse al último cuarto perdiendo tan solo por tres.

El último cuarto fue muy desprolijo en su juego, debido claro al nerviosismo de los dos equipos, pero gracias a la dupla panameña, los dirigidos por Zylberstein sacaban 7 unidades a falta de 6 minutos para el final. A falta de 2:30 para el final Bucaneros se colocó 77 a 75.  Sobre el final lo que pesó fueron los libres, Hebraica fue mejor y defendió con dientes apretados para cerrar el tanteador a su favor 82 a 75 para prácticamente cerrar su pase a semifinales.

La entrada a semifinales se selló definitivamente con la victoria de San Lorenzo a segunda hora ante Capitanes por 82 a 63, resultado que clasificó a Hebraica Macabi en segundo lugar para las semifinales de la Liga de las Américas.