Mañana comienza una nueva temporada de Formula 1 con muchos cambios, tanto en los monoplazas como en losequipos que llevan adelante la categoría, los cuales siembran dudas en como será este 2017, cuáles saldrán a pelear  a Mercedes, o si continuará el dominio de los alemanes. Eso solo lo podremos saber desde el domingo en Melbourne, Australia. Lo único que tenemos claro es que no habrá quien defienda el titulo, ya que Nico Rosberg decidió bajarse de Mercedes una vez terminada la pasada temporada e irse como campeón.

Las novedades más destacadas estarán en los monoplazas. El nuevo diseño del chasis, más bajo, ancho (20cm) y largo (310mm) que en la temporada pasada, puede hacer a estos coches de 3 a 5 segundo más rápidos. Los alerones también se ven modificados, el delantero gana 15cm de ancho y esa ubicado con un ángulo de 12,5° grados y el trasero pierde 150mm de alto, pero gana 200mm de ancho e inclinado a 25°. Además, los coches tendrán más carga aerodinámica tanto en la parte delantera como trasera. En esta temporada, también se acabó la restricción en el costo de los motores y los cambios que se le podían hacer; pero no todo lo que brilla es oro, porque las escuderías podrán contar con solo 4 motores en el año y no con 5 como hasta 2016.

Este no es el único cambio, ya que los neumáticos proporcionados por Pirelli también han modificado su estructura, este 2017 los delanteros son 60mm más anchos y los traseros 80mm. La compañía italiana de neumáticos manifiesta que estos nuevos conjuntos tendrán una menor degradación respecto a temporadas anteriores y que habrá menos diferencia entre cada compuesto (cabe recordar que el año pasado llegaban a haber diferencia de 2 a 3 segundo entre neumáticos blandos y ultra blandos). Esto permite que lo pilotos puedan ser más agresivos a la hora deganar una posición y no estar pensando en si el caucho sufrirá daños graves o no, estos adelantamientos serán pura y exclusiva acción de los pilotos ya que la diversidad de estrategias entre escuderías será más reducida al igual que la diferencia entre coches con el mismo compuesto.

La totalidad de coches en la parrilla también ha sufrido cambios, el equipo Manor Racing se ha bajado de la competencia por falta de fondos, dejando así 20 coches en lugar de 22. A esto se agrega que muchos pilotos han cambiado de escudería. El más trascendental fue la partida del Campeón Nico Rosberg una vez culminada la temporada, su lugar será ocupado por el ex piloto de Williams Valtteri Bottas. Esta inesperada ida del finés trastocó los planes de Williams, que ya tenía confirmado al joven piloto canadiense Lance Stroll tras la retirada del brasileño Felipe Massa, que no terminó siendo tal ya que luego de la ida de Bottas, la escudería británica volvió a recurrir al piloto paulista que estará en la Formula 1 por una temporada más. Otro piloto que dejó la máxima categoría en 2016 fue el británico Jenson Button. Su lugar en McLaren Mercedes será ocupado por el joven belga, Stoffel Vandoorne, junto al español Fernando Alonso.

Otra escudería que cuenta con un nuevo piloto es Force India. Tras la partida de Nico Hulkemberg llega el joven francés Esteban Ocon. Por su parte, Hulkemberg será compañero de Jolyon Palmer en Renault, quien sustituirá al danés Kevin Magnussen, que será el nuevo compañero de Romain Rosjean en el equipo Haas. El último cambio en los pilotos es el del alemán Pascal Wehrlein que sustituye a Felipe Naser.

La máxima novedad es el cambio en el mando de la Formula uno. Bernie Ecclestone ha dejado de ser el número uno de la máxima categoría luego de 40 años y su lugar será ocupado por el grupo estadounidense Liberty Media que se ha apoderado de el 100% de las acciones. Varios millones de dólares le ha dejado está transacción a Ecclestone y de ahora en más, serán 3, los jefes supremos: Chase Carey como Director Ejecutivo, Sean Bartches en Operaciones Comerciales y el múltiple campeón y mano derecha de Michael Schumacher en su exitosa época en Ferrari, Ross Brawn como Director General Deportivo.

Antes del comienzo de la temporada en Australia se han realizado los test en Barcelona, la pre-temporada que dio lugar a muchos resultados y especulaciones que serán revelados a partir de mañana. Lo que si esta seguro que Lewis Hamilton y Mercedes siguen en el lote de punta, la escudería alemana ha demostrado que este año estará nuevamente en la pelea por el título. Además fue la que logró hacer más vueltas y simulaciones en el circuito de Montmeló con 1096 vueltas a pista.

Lo más resonante de los test (esperados por la mayoría de los seguidores de Formula 1 en el mundo) es la brillante pre-temporada de Ferrari,  que se ha quedado con los dos mejores tiempos, por encima de Mercedes con 1:18.6 por parte de Kimi Raikkonen como el más rápido. El equipo italiano dio un total de 956 vueltas al circuito, mostrándose estable y fiable, solo tuvieron un problema eléctrico en el octavo y último día de entrenamiento.

Los test parecen dejar casi en claro que esta temporada será un mano a mano entre Mercedes y Ferrari, mientras que el tercer lugar será disputado entre Red Bull y Williams. Quienes han dado la nota negativa es la escudería de McLaren Mercedes, con muchos problemas de fiabilidad además de cambios de motor, generando también 4 banderas rojas en los dos últimos días de entrenamientos donde tan solo lograron dar 11 vueltas seguidas, siendo así muy intermitentes en su paso por Montmeló. Desde el equipo se protesta mucho hacia la marca japonesa, Honda, que es la proovedora de motores para McLaren.

Todos estos cambios y resultados de pre-temporada quedarán en el pasado una vez que se apague la luz en el semáforo y comience la Carrera: eso si, a priori los favoritos siguen siendo Mercedes y Lewis Hamilton pero seguidos muy de cerca por Ferrari que en este 2017 parece querer volver a ser el Cavallino Rampante de comienzos de siglo.