El Caballero de la Armadura Oxidada – Robert Fisher (1987): Ediciones Obelisco

Si uno se deja llevar por el prejuicio suceden dos cosas: no se llega a este libro por considerarlo infantil, y en caso de haber llegado a él, no se permite el aprendizaje para el cual el libro fue escrito si uno lo sigue prejuzgando.

Aunque de apariencia infantil, este libro puede transformarse en un universo místico gigante y sabio para los adultos que decidan alojarlo en sus bibliotecas y releerlo en varias etapas de la vida. Si bien hay ediciones que estropean el libro con cierto didactismo anexado, vale la lectura por la simpleza literaria con que escribe Robert Fisher y que nos mantiene en la convicción permanente de que estamos leyendo un cuento para niños cuando, verdaderamente, se requiere de cierto trazo de conciencia espiritual para ir descifrando su contenido. Ideal para lectores con necesidad de lo sensible y lo poético mixturados. De todos modos es posible no subestimar al niño y leérselo para experimentar qué sucede –para aprender de ellos-.