Volvió lo que más anhelaba el publico de Formula Uno, volvió la lucha por la victoria, volvió el nerviosismo hasta la última vuelta, volvió la estrategia y volvió la verdadera Formula Uno.

En el Gran Premio de Bahréin, Ferrari y Mercedes fueron con distintas estrategias. Tanto Sebastian Vettel como Lewis Hamilton pelearon hasta el final, donde Mercedes supo que debía conformarse con el segundo lugar del podio.

La carrera comenzó con ataques, Valtteri Bottas largó desde la pole y mantuvo el primer lugar, pero detrás Vettel sorprendió a Hamilton y se coló en la segunda ubicación. Max Verstappen llegó al cuarto tras largar séptimo.

La escudería de Maranello acertó en la estrategia con dos sting de gomas super-blandas y uno, el último y más largo, con gomas blandas para terminar ganando el GP por más de 6 segundos sobre Lewis Hamilton. El piloto británico colocó gomas blandas en la primer parada, luego de la salida del Safety Car por el accidente de Strol y Carlos Sainz, pero Mercedes se equivocó en mandar a los dos autos al Pit-Lane en el mismo momento y esto hizo que Hamilton entrara más lento de lo normal, esperando la salida de su compañero Bottas que iba primero hasta ese momento, y esto perjudico a Ricciardo quien venía por detrás del piloto británico que le costó 5 segundos de penalización. La penalización que cumplió en su segunda detención en boxes lo dejo en tercer lugar al volver a pista, con 18 segundos por detrás de Vettel quien iba primero.

Con neumáticos nuevos Hamilton comenzó a volar y marcar récords de vuelta sucesivamente, paso a su compañero Bottas prácticamente sin despeinarse para quedar en segunda ubicación. Descontó de un segundo a un segundo y medio por vuelta, pero no le alcanzó para cazar al piloto de Ferrari que manejó la distancia que tenía con el piloto de Mercedes para lograr la segunda victoria para Vettel y Ferrari en tres Grandes Premios. La escudería italiana no conseguía ganar dos de tres carreras desde 2008.

La F1 2017 está que arde, con dos escuderías peleando mano a mano y dos pilotos que parecen ser los principales candidatos a la corona. El mundial de pilotos lo lidera Sebastian Vettel con 68 unidades, seguido de Lewis Hamilton con 61, tercero Valtteri Bottas con 38 y cuarto Kimi Raikkonen que logró 34 puntos. En el mundial de constructores Ferrari es el lider con 102, Mercedes 99 y Red Bull 47.

La próxima fecha será el 30 de abril en el circuito de Sochi,Rusia.