Volvió la emoción a las pistas de la máxima categoría, volvió la pelea piloto a piloto. Nuevamente en esta quinta carrera de la temporada, Mercedes y Ferrari lucharon por la victoria dando un espectáculo impresionante en Barcelona.

La carrera comenzó con la pelea por la punta, Sebastian Vettel adelantó a Lewis Hamilton en la primera curva y se quedó con el primero lugar, mientras que atrás la disputa fue entre los finlandeses Valtteri Bottas y Kimi Raikkonen por el tercer puesto. Esta situación resultó  fatídica para el piloto de Maranello, quien sufrió un golpe de su compatriota y terminó golpeando a Max Verstappen, que implicó la rotura de la suspensión izquierda, quedando afuera tanto el piloto de Ferrari como de Red Bull antes de la primera vuelta.

La carrera siguió su curso con la Ferrari de Vettel dominando, hasta que ingresó a boxes para cambiar neumáticos en la vuelta 24. La estrategia de Mercedes fue distinta y estiró la primera parada para sus pilotos, logró mantenerse por delante de Vettel y sacarle aún más ventaja en el accidente entre Vandoorne y Felipe Massa que obligó la bandera amarilla, y ante la situación de Virtual Seafty Car, donde Mercedes utilizó esta ventaja para mandar a Hamilton a los pits y colocar el compuesto medio en el auto del británico.

En ese momento quedó como líder su compañero Valtteri Bottas, pilar fundamental para Hamilton que fue una especie de tapón para evitar que Vettel lo superara, y así acorto la diferencia de 8 segundos que llevaba sobre Hamilton a tan solo 4.

Sobre la vuelta 25 con una maniobra de antología, Vettel amagó a derecha primero, izquierda después y derecha finalmente para superar al Mercedes de Bottas, incluso arriesgando su final en el Gran Premio, ya que su rueda trasera derecha fue por el pasto y esto pudo ser fatal para el germano, pero resultó la maniobra de la carrera que dejó al piloto de Ferrari como líder.

Bottas no fue rival para Hamilton y apenas una vuelta después de ser superado por el piloto de Ferrari dejó pasar a su compañero que iba a la caza del alemán. Esto ocurrió en la vuelta 44, los dos pilotos ya habían hecho su segunda parada en boxes y Vettel seguía por delante del británico, pero Hamilton con un auto lanzado en el ingreso a la recta principal, superó a la Ferrari para quedarse con el primer puesto de la carrera. Esto fue así hasta el final, que representó su segunda victoria del año, igualando en victorias al Vettel y quedando a tan solo a 6 puntos del alemán en la previa del Gran Premio de Mónaco.

El podio lo completo el australiano Daniel Ricciardo, hombre de Red Bull, quien alcanzó ese puesto por primera vez en la temporada para él, así como también para su escudería. El resultado fue en parte por el abandono de Bottas por fallas en el motor. Los españoles tuvieron su fiesta, Fernando Alonso logró ubicarse ayer en la septima posición en la tanda de clasificación y hoy cruzó la línea de meta por primera vez en la temporada, y a partir de ese momento en su cabeza solo hay una cosa: “Las 500 millas de Indianápolis”. Por su parte, Carlos Sainz terminó en séptimo lugar.

La próxima cita será el 28 de Mayo en el Principado de Mónaco, carrera donde volverá Jenson Button abordo de un McLaren Honda que deja vacío Fernando Alonso, ya que es mismo día el asturiano estará manejando un auto para las 500 de Indianápolis.

El liderazgo del campeonato lo sigue manteniendo Sebastian Vettel con 104 puntos, Lewis Hamilton 98, Veltteri Bottas 63, Kimi Raikkonen 49 y Daniel Ricciardo 37. En el mundial de constructores lleva la delantera Mercedes con 161 puntos, Ferrari 153 y Red Bull 72.