El sábado cinco de agosto pasado fui hacia Montevideo con el fin de encontrarme en la noche con Sebastián Jantos. Un músico que tiene encuentros intensos con la cultura afrodescendiente siempre es digno de ser escuchado y en este sentido, el primer encuentro con las canciones de Sebastián Jantos fue significativo; se me pegó en la cabeza el leit motiv de la canción Muambeiro: “muambeiro, muambeiro, muambeiro, muambeiro uo”. Una canción colorida que hiede a Brasil y sus sonidos de origen africano, que mezclado con nuestro candombe como base de la canción, la mezcla es para chuparse los dedos, o en su defecto, para “bailar, bailar, bailar” (como dice Drexler en “Bailar en la cueva”). En algún otro momento de mi vida, accedí a mirar el show entero de Sebastián Jantos, que se puede encontrar en Youtube, y ahí me entreveré. Descubrí canciones diferentes a las del disco que había escuchado por vez primera, y a su vez, el último: Muamba.

Un disco que tiene mucha libertad a la hora de la composición de las canciones, y que es claramente muy rico musicalmente (en donde comanda “lo negro” como eje de ritmos y melodías), contiene elementos musicales diversos como cuenta Jantos: “es como una fusión de varias identidades que están en sintonía con otros proyectos que hay en el mundo. Hay elementos del rock, jazz y el folklore nuestro, digamos, el regional y también de otros folklores latinoamericanos. En síntesis, hay elementos afro, rock y del género canción”.

A propósito de la composición de Muamba, Jantos manifiesta: “cuando vas a encarar una producción compositiva, siempre vas a encontrar,de manera inevitable, elementos autóctonos, que fusionados con la libertad que he tenido desde chico para desenvolverme por donde quisiera, se genera que podamos reconocer elementos comunes a esas músicas que escuchaba”. Y cabe agregar que esa unión no es meramente musical, tiene conexiones espirituales muy fuertes que se ven reflejadas en la lírica de Muamba. Las diversas referencias musicales de Jantos responden a cuestiones de carácter “pop”, elemento muy respetado en ambos discos. Es importante denotar aquí que para Jantos la música pop es en primera medida una música de un lugar del mundo, es decir los elementos musicales autóctonos forman parte de la identidad de ese lugar equis del mundo. A su vez, estos elementos de los cuales hace mención Jantos, se complementan y fusionan con los elementos autóctonos de Mario Falcao, co-autor de Muamba.

Solo Vibraciones

El encuentro Jantos-Falcao sucedió de la siguiente manera: “Luego de varios años de ir bastante para Brasil y de recorrerlo de norte a sur, uno de los colegas musicales con los cuales estuve más a fin fue con Mario Falcao. En uno de esos viajes, le dije para grabar juntos y en un día grabamos tres canciones”.

El encuentro de esos dos músicos siguió fluyendo cada vez más hacia la búsqueda de comenzar a producir el primer disco en conjunto: se pensaron los estilos y mensajes a transmitir. Con un repertorio primario de canciones que ambos conocían, le dieron un cierre a la pre-producción, pensando más que nada en un disco conceptual, o que al menos intentara no ser un disco “track-to-track”. Ya en estudios,con Diego Janssen como productor, le fueron dando forma a Muamba, primero con las percusiones colectivas y luego la batería y bajo, y así  fueron sumando los demás instrumentos.

Ambos discos de Sebastián Jantos tienen la característica de tener canciones que no fueron pensadas para tocar en vivo, debido a la cantidad de géneros musicales que están incorporados en los mismos. La composición de la banda musical, se ha ido decantando a formatos menores que tienen indefectiblemente y casi como regla tácita, la de necesariamente mantener y respetar los elementos icónicos que conforman la base de las canciones de Jantos: estoy hablando de los elementos de música pop que contienen esas canciones jantianas.

En esas formaciones menores algunos de los músicos que acompañan actualmente a Jantos son Cecilia “Checha” Rodriguez en instrumentos de viento metal, Federico Blois en percusión y Guillermo Maidana. En ese ir y venir entre Uruguay y Brasil, en los encuentros con músicos en las giras, se van probando las canciones jantianas; se cambian los arreglos, y se van probando diferentes cosas que van nutriendo musicalmente y espiritualmente a Jantos.

Solo Vibraciones

El elemento comunitario es de inmenso valor para Sebastián: “Del mismo modo que te contaba acerca de la libertad musical, estaba también esa libertad  de poder desenvolverme o de ser parte de grupos bien distintos. En toda mi adolescencia y primera juventud, en el barrio Villa Española por ejemplo, por un lado me relacionaba con mis compañeros de facultad que escuchaban una música, y por otro lado jugaba al futbol con mis amigos de ahí que tenían otra realidad, otra cosa. Y eso, es muy significativo. En los grupos es en donde aprendes mejor”.

Toda esa historia de vida que Jantos vivió en su adolescencia, hoy le permite navegar “por los mares del ritmo” en la búsqueda de canciones que tengan elementos rítmicos bien marcados que permitan el groove y el mantra (elementos que podemos notar en ambos discos).

Si nos vamos para el palo de la armonía como elemento musical, podemos notar acercamientos al jazz, al rock y al cuarteto de guitarras más regionales (como por ejemplo la milonga y el chorinho): “en la armonía encontramos elementos de varios escuelas que tanto a mí como a Mario nos gusta trabajar bastante trabajar ese aspecto de la música. A su vez, es bastante expansivo Muamba en cuanto a la armonía. La idea es lograr siempre la expansión de lo musical, y además, tenemos con Mario la facilidad de lograr armonías que se recuerdan fácilmente”.

La música de Jantos recorre elementos artísticos que tienen un gran peso antropológico y se manifiestan en la variedad inmensa de géneros musicales que tenemos en América Latina. Es así que Sebastián plantea necesario mantener los elementos autóctonos de los lugares para no perderlos, y así afianzar la identidad de esos lugares, de esos pueblos. La música pop (tanto el mainstream como en el under) se sirve de estos elementos, de manera irrevocable.

A su vez, esta mirada antropológica que tiene Jantos sobre la vida, se ve plasmado en la lírica de las canciones de los discos “Hoy” y “Muamba”. Sobre la lírica, Jantos cuenta: “Hay español, portugués, yoruba y algunas otras palabras que forman parte del folklore regional y del diccionario regional de palabras, digámoslo así, como las palabras de origen bantú y de origen guaraní. Hay una mezcla media desprejuiciada de esos elementos, de diferentes idiomas, de diferentes mensajes. Hay cuestiones (en las letras en sí) que tienen que ver con la ecología y la naturaleza, que están bastante presentes.  […] Hay una cuestión de referencias a lo espiritual dentro del cotidiano vivir, como una separación entre ese mundo de lo espiritual e inmaterial. Se habla del día a día, de lo material, del amor, del desamor, del conflicto, de la amistad, de las injusticias. Cosas que reclaman, que protestan, que llevan a pensar en diversos dilemas que pasan en nuestra sociedad”. Y agregaría, que hay letras con elementos líricos que corresponden a ciertos grupos sociales que se ven reflejados y referenciados en historias que son de matriz africana (tanto afrobrasileña como afrocubana) y que son parte de cuestiones religiosas-espirituales que están en relación directa con los mestizajes latinoamericanos.

De alguna manera tengo que ir cerrando, y si bien puedo despedirme hasta el próximo encuentro, siento necesario comentar que cuando vi el show de Jantos a dúo con Cecilia “Checha” Rodriguez, en La Fraterna, me llené de energía positiva y sobre todo, de mucho amor. Tanto en el momento que Sebastián comenzó el show (solo con su guitarra Epiphone Joe Pass Emperor II) y que comenzó cantando “A Emma”, “Décimas a la milonga” y “En un repique con vos”, como en el momento en que se unió “Checha”, la sutileza y la “meditación” se apropiaron del restaurante que entre aromas a diversas comidas, música y calor humano, apaciguaron las mentes y los corazones, que comenzaron a manejar el ritmo y la armonía del mundo. Gracias Sebastián y “Checha” por el momento.

Matías Pregliasco

No olviden que pueden conseguir los discos de Sebastián Jantos vía Facebook. Sus canciones se encuentran en Youtube y Spotify.

El siguiente show será junto a Lucía Severino, el próximo viernes 1 de setiembre a las 21:30 horas, en la Sala Camacuá, ubicada en Camacuá 575 esq. Reconquista (vea la noticia aquí).

Los dejo con otra canción, nos vemos en la próxima: